”facebook” ”google+” ”twitter” ”instagram” ”bloglovin” ”pinterest” ”blogger”

{{SABORES}}...Refréscate y adelgaza

 Y ésta va a ser la primera entrada dedicada a sabores, que todavía no había hecho ninguna, y simplemente os vengo a contar uno de mis sabores del verano, y es el refresco de té verde con menta, así de simple. Cuando llega el calor apetece beber refrescos y bebidas frías, y es la mejor época para aprovechar y beber mucho líquido, ya que es muy beneficioso para la salud en muchísimos sentidos, y si estás haciendo una dieta para perder peso sabrás muy bien que como mínimo tienes que beber 2 litros de agua al día. 
Campo de té verde
Pues bien, a mí me encantan las infusiones, las tomo durante todo el año, una después de cada comida, como mínimo. Hay gente que toma café, yo, infusión. Pero, ¿qué pasa cuando hace calor?, que no me apetece tomarme una infusión caliente por lo general, así que me hago un refresco con ellas, y el té verde me parece una de las mejores infusiones para tomar porque tiene unas propiedades muy beneficiosas para el organismo, ya que es antioxidante, diurético y lipolítico, por ello, muchos endocrinos como complemento a las dietas hipocalóricas "recetan" pastillas de té verde, que son totalmente naturales y se pueden comprar en farmacias y parafarmacias sin receta médica, ya que complementadas con esos 2 litros de agua que te exigen beber, ayudan a expulsar muchísimo líquido del organismo, a que absorba menos grasas y como consecuencia a que pierdas peso y volumen.
Así que hacerme un refresco de 0 calorías con él me parece una gran idea para la salud, y para mi paladar, porque me gusta mucho, eso sí, con menta, el té verde solo no me gusta nada, pero con menta tiene un sabor refrescante (sobre todo frío que me encanta), y así de simple es lo que vais a necesitar:

  • 1 litro de agua
  • 4 sobres de té verde con menta (yo suelo usar de Hacendado, pero hay mil marcas)
  • Sacarina o edulcorante líquido (también podéis usar azúcar, pero entonces no serán 0 calorías; o no usar nada si os gusta el sabor así)
  • 1 botella o jarra para almacenarlo
Sin más, calentáis el agua hasta que empiece a hervir, entonces le echáis las bolsitas de té y la dejáis reposar 5-8 minutos (no más porque el té amarga muy rápido y no quedará buen sabor), le echáis la sacarina en caliente que os guste, y si es en frío también podéis usar edulcorante líquido que se disolverá y podréis controlar más el dulzor, y lo dejáis enfriar; cuando se haya enfriado lo echáis en la botella o jarra que os apetezca (yo suelo usar las de t! de trina que también me gustan mucho) y a la nevera, que esté bien frío. 

¡Listo! podéis echarle hielo si os apetece más frío, yo normalmente no lo hago, y si tenéis una hoja de menta quedaréis de lujo con las visitas ;)
Y ya podéis disfrutar de un buen refresco cuando os apetezca, que es de lo más sano que podéis beber (a parte del agua) y que si os gusta el sabor, os encantará. Como complemento, si os gusta con limón, podéis añadirle unas gotitas o una rodaja al servirlo, lo que más os guste.
¡Salud! (y nunca mejor dicho).

3 comentarios:

  1. Ami me encanta el te de limon ejeje y mi madre usa colonia de te verde jajaj un besazo

    ResponderEliminar
  2. A mi no me gusta el te de limon :S no se no me agrada para nada jiji pero se ve precioso todo, todo me encanto besos guapa

    ResponderEliminar
  3. me encanta la idea, yo llevo muy mal lo de beber agua, y esto me va a ayudar mucho. gracias!

    ResponderEliminar

¡Anímate y dime qué opinas!
Pero por favor, no dejes LINKS ya que se consideran spam y serán eliminados. Visitaré tu blog a través de tu perfil :)