”facebook” ”google+” ”twitter” ”instagram” ”bloglovin” ”pinterest” ”blogger”

El tamaño sí importa...

...y es que ¿comemos demasiado? (sí, esto va de alimentación, por si a alguna mente calenturienta había pensado otra cosa...)
Hace algún tiempo leí un artículo muy interesante, y con el tiempo, poco a poco me he dado cuenta de que tenían toda la razón en todo lo que se decía en él. 
Y me explico: el artículo habla de que "a muchas personas les resulta complicado determinar cuánto deben comer y beber para seguir una dieta equilibrada, y debido a ello, los profesionales consensuaron un sistema de raciones de consumo de alimentos. Son unas normas generales que ayudan a determinar cuánto se debe consumir de manera saludable y equilibrada.

Esas normas se indican, mediante medidas caseras (un vaso, un cazo, una rebanada de 3 dedos de grosor o 4 cucharadas), una cantidad o un rango de alimento que es aceptable para el consumo. Es un método sencillo y práctico que traduce las calorías de la dieta en cantidades y proporciones convenientes de cada grupo de alimentos: lácteos, proteicos, farináceos, frutas, hortalizas, verduras y grasas. Se considera que una ración es la proporción aconsejada de consumo, por lo que conocerlas es un paso previo para realizar un menú diario equilibrado y saludable."

El problema en esto, no en esto, si no en el artículo en sí, es que la base de fondo está bien, pero no te explicaban cuáles eran esas medidas, y eso es lo que os voy a contar un poco, porque más o menos las recuerdo de cuando hace unos años por un problema de salud me enviaron al endocrino para perder los 2 kg que me sobraban para llegar a mi peso ideal, y sí, sé que no se suele ir al endocrino sólo por 2 kilitos, pero tenía que perderlos y muchas sabréis lo complicado que es lograrlo solas, y más en un tiempo corto. 
El caso, esto es muy simple, os doy las medidas tal como las recuerdo y como las sigo usando (más o menos relajadamente) hoy día, pero tened en cuenta que la edad también importa, y estas medidas son para una mujer de entre 20 y 40 años y sin problemas de salud afectados por la alimentación:



  • Primer plato: conviene comer dos cazos o dos cazos y medio si la ración contiene más verduras (cazo=cucharón de servir, vamos, que hay quien no lo entiende así, y luego...)
  • Segundo plato: 100 g de carne, pescado, fiambre...lo que sea, pero 100 g, y en esto no hay medida casera por así decirlo, lo que pasa que si tienes una báscula de cocina y empiezas a medir el peso de lo que comes, en una semana sabrás calcular los 100 g a ojo perfectamente.
  • Pan: son 35 g, y en medida casera, pues en una barra un grosor de dos dedos.
  • Agua: la que quieras o más, pero deberías lograr beber 2 l al día, y ésto sí se nota muchísimo en las dietas, y sin hacer dieta, os aconsejo hacerlo, porque perderéis mucho líquido con su correspondiente volumen, lo que os hará (depende mucho del metabolismo de la persona) pero en general, lograr bajar una talla, sin hacer una dieta estricta, simplemente añadiendo esos 2 litros al día a vuestra rutina (si sólo coméis comida basura algo ayudará, pero no creo que perdáis una talla...)
  • Alimentos libres: recuerdo que había muchos alimentos que se consideraban libres, lo que servía para comer bastante de éstos para llenarte y no pasar hambre, y eran por ejemplo la lechuga, calabaza, champiñón, pepino, repollo...Podías comer los que quisieras (hombre, con moderación, si te comes una tonelada de lechuga igual no engordas, pero no creo que te libres de un lavado de estómago...-espero que entendáis a qué me refiero-) 
  • Lácteos: si hablamos de leche, con un vaso (250 ml) es suficiente; si es un yogur, pues con uno después de comer, también vale; si hablamos de queso, pues entraría dentro de los 100 g que puedes comer como segundo plato, que puede combinar como quieras.
  • Fruta: dependiendo del tipo que sea, con más o menos agua; por ejemplo, en piezas de fruta tipo manzana, melocotón, pues una pieza mediana; si es un plátano pues uno pequeño; si es melón o sandía pues puedes comerte una ración más grande, como un bol de desayuno por ejemplo como medida.
  • Tus caprichos: pues no, no están prohibidos, si un día te apetece pizza, pues come pizza, pero no te comas una entera, cómete una ración; si otro día tienes una fiesta, una boda, lo que sea, y tienes que saltarte la dieta, hazlo, no pasa nada, pero con moderación, no porque te tomes el día libre te tienes que comer 4 chuletas y media tarta nupcial, come de todo, pero en pequeñas cantidades; nos entendemos ¿no?
Espero no haberos liado mucho y haberme explicado de manera simple que es lo que he intentado, y ahora os cuento la segunda idea del artículo y que es de lo que más me he dado cuenta al irme fijando en ello en este tiempo, y es la importancia del tamaño de la vajilla en la que comemos o la ración que consumimos, y el efecto psicológico que provoca a la hora de comer, y os cuento algunos estudios curiosos que se hicieron para probar la influencia de lo que os cuento en las personas:



    En un estudio, los comensales consumieron sopa de tomate servida en unos cuencos sin tener conocimiento de que se rellenaban de forma continua a través de tubos ocultos que corrían por debajo de la mesa conectados al fondo. Se comprobó cómo los participantes comieron hasta un 76% más en estos "platos sin fondo", con respecto a la ración individual. Cuando se les preguntó por qué dejaron de comer, se refirieron al tiempo disponible, aseguraron que lo hicieron cuando se acabó el programa de televisión que miraban o porque vieron dejar de comer al acompañante.
    Y algo muy importante, y que siempre he estado convencida de su importancia, es la educación alimentaria infantil, y es que se decía esto:
    En investigaciones centradas en el desarrollo infantil, se ha demostrado cómo la percepción del tamaño de la porción de los alimentos comienza a influir entre los tres y los cinco años de edad. La tendencia de los niños a comer mayores cantidades de las que corresponden a sus necesidades puede explicarse porque se acostumbran rápido a esos tamaños exagerados. Si se les ofrece estas cantidades de forma habitual pueden interpretarlo como "lo adecuado".
    Espero que esta entrada os sirva de algo, tanto si estáis a dieta como si no, porque la importancia de una buena alimentación va más allá del aspecto físico o de meterse en unos pantalones de una talla 42 o 36, va de mantener el cuerpo sano y preparado para enfrentarse a todo lo que le pueda atacar a lo largo de nuestra vida, que lamentablemente es mucho más de lo que nos paramos a pensar en muchas ocasiones, pero eso sí,  sin amargarnos, que lo importante es vivir la vida con una sonrisa mientras se pueda, ¡aunque a veces cueste!

    16 comentarios:

    1. Vaya, que interesante!!! Yo nunca había tenido problemas a la hora de comer, de hecho de pequeña tenía que tomarme medicamentos para que me entrara el apetito. Hace unos tres años el cuerpo me cambió y pasé de una 38 a una 42 (no me cuidaba nada). Eso de las raciones es verdad que sí es importante, pero yo de momento, intento simplemente comer hasta saciarme, sin llegar a estar hinchada, ceno poco y hago deporte. Y voy perdiendo peso. También es cierto que la parte psicológica hace mucho. Es muy curioso ese estudio que hicieron de llenar el plato o incluso el tamaño de nuestro plato. Por eso la cabeza influye tanto en nuestra vida. Es como si empiezas a pensar que te duele la cabeza, al final te termina doliendo.
      Por cierto, si algún día tengo que pasarme, sería incapaz de comerme solo una ración de pizza jejeje.

      Un besote bombón. Una entrada super currada!!! ;)

      ResponderEliminar
    2. muy buena entrada. y estoy de acuerdo contigo en cuanto a la educacion que recibimos sobre la comida. un besazo

      http://elrincondero81.blogspot.com

      ResponderEliminar
    3. Yo tambien estoy de acuerdo, es una entrada muy interesante!! :d un beso

      ResponderEliminar
    4. Un post interesantísimo con mucha información y muchos frentes. El otro día ví a una amiga que hacía tiempo no veía y había perdido unos kilos. Antes tenía algo de sobrepeso y ahora está estupenda. Los ha perdido comiendo de todo, absolutamente, pero en raciones controladas. BESOS!

      ResponderEliminar
    5. Gran razón!
      Comemos mucho más de lo que necesitamos, yo me puse a dieta hace unos meses, y desde febrero he perdido más de 16 kilos, aun me quedan unos poquines pero es lo que tu dices, comiendo de todo pero controladamente.
      Besos!!

      Toxic Vanity

      ResponderEliminar
    6. Artículo muy muy interesante. A partir de ahora ya podré tener más en cuenta cuanto es lo que se debe comer y cuanto no.

      gracias por esta información =).

      ResponderEliminar
    7. esta genial el post!! pero una cosita interesante.. no comais demasiada lechuga.. retiene MUCHIIIIIIISIMOS liqidos!

      ResponderEliminar
    8. Me encanta éste tipo de información en verdad es super interesante, lo tomaré muy en cuenta más ahora que estoy quitándome unos kilitos demás jejej

      UN BESIN

      ResponderEliminar
    9. Súper útil la entrada!
      A mí me sobran unos kilitos y la verdad es que se me hace cuesta arriba controlarme en ciertos aspectos, como por ejemplo elimiar los refrescos y las pizzas... No me gustan las verduras y no hago deporte porque apenas tengo tiempo... Sin embargo me he mentalizado y estoy cambiando mis hábitos e incluso me he propuesto hacer algo de deporte sea el tiempo que sea (poco a poco jejeje).

      ResponderEliminar
    10. El cuerpo de todos modos tiende a acostumbrarse, y si se come poco se acostumbra a eso y quema menos. Asi que tampoco es cuestión de comer poquito, sino comer con cabeza

      ResponderEliminar
    11. Que buena entrada guapa! a mi me daban vitaminas para abrir el apetito, más bien aun hace un par de años que deje de tomarlas xD.
      Bsos

      ResponderEliminar
    12. yop tambien estoy deacuerdo contigo linda muy buena entrada =)

      ResponderEliminar
    13. Hola guapa, seguro que sí que sirve tu entrada a muchas chicas :) yo es que de temas de dietas o cosas así ya paso completamente, cuando era pequeña hasta hace unos años era gordísima y ahora quien lo diría estoy delgadísima y no hay manera de engordar jajaja también depende mucho del metabolismo de cada persona, pero siempre es mejor intentar hacer las cosas bien mediante un endocrito o dietista, hiciste muy bien de ir aunque sólo fuera para 2kg :)

      besitos♥

      ResponderEliminar
    14. Muy interesante tu post, me ha encantado. La educación alimenticia infantil es muy importante , pero no siempre, y lo digo porque a mi no me educaron en este sentido, y hasta los 22 años estuve rellenita, luego me eduqué yo misma. Ahora hago deporte casi todos los días y mi alimentación es mas que saludable, es verdad que también me ayudó un curso de dietetica y nutrición que hice. Y como dice una amiga mas arriba, es verdad que el metabolismo influye mucho. Besos.

      ResponderEliminar
    15. Me alegro mucho de que os haya gustado la entrada, espero haber ayudado un poquito :)

      ResponderEliminar
    16. Muy interesante y muy importante para nuestra salud ;) Ainssss yo reconozco que soy un poco golosa los dulces me pueden jajaja pero desde luego la alimentacion es importantisima y mas sobre todo para los peques de la familia ;)

      ResponderEliminar

    ¡Anímate y dime qué opinas!
    Pero por favor, no dejes LINKS ya que se consideran spam y serán eliminados. Visitaré tu blog a través de tu perfil :)